'Adiós, profe', por José Robledo

December 23, 2020 |
Imagen asociada al relato 'Adiós, profe'

Este artículo forma parte del concurso de relatos En Bici al Trabajo. Puedes ver todos los relatos presentados y los trabajos ganadores en este enlace.

– Profe, ¿por qué vienes en bici al instituto?, ¿no tienes coche?
– Porque me gusta, respondí. Porque llego más contento al trabajo.


Cada mañana observo el trasiego de padres y madres convertidos en chóferes de sus hijos, las prisas al descargarlos a primera hora en la puerta del instituto y el nerviosismo al recogerlos a mediodía y no puedo evitar pensar que eso forma parte de su educación. De su mala educación.


Al terminar la jornada me cruzo con varios de mis alumnos por las calles del pueblo. Las aceras son tan estrechas que caminan despreocupados por la calzada; a esas horas apenas hay tráfico. Paso pedaleando a su lado y me sonríen o me saludan con la mano. Devuelvo la sonrisa y el saludo a cada uno de ellos. Confío en que este pequeño gesto diario también forme parte de su educación. De su buena educación.